Recomendaciones para llevar a cabo una limpieza responsable con el medio

La limpieza es una tarea necesaria para mantener la salubridad de los ambientes y eliminar posibles focos de infección. Esto adquiere todavía más importancia cuando nos referimos a lugares de trabajo en los que se concentran gran cantidad de personas.

Por norma general, para afrontar las tareas de limpieza y mantenimiento, tanto en hogares como en lugares de trabajo, se utilizan productos perjudiciales para el medio ambiente por lo dañinos que resultan. Es verdad que, por su naturaleza, tienen gran poder desinfectante, pero existen otras alternativas más respetuosas con el medio.

Productos para una limpieza responsable con la naturaleza

De un tiempo a esta parte la sociedad se ha concienciado mucho con la necesidad de velar por el medio ambiente y de minimizar el impacto que sus actividades tienen en él. Por eso se está asentando el uso de productos de limpieza ecológicos que no contienen sustancias químicas ni son perjudiciales para el medio ambiente. Con su uso también se consigue minimizar los efectos en las personas, ya que hay muchas reacciones o alergias que derivan de su empleo continuado.

La propia naturaleza tiene soluciones muy eficaces para conseguir unos niveles de limpieza e higiene más que correctos. En algunos ambientes quizás se tengan que utilizar productos o soluciones un tanto más potentes, no es lo mismo la limpieza de una oficina con cuatro trabajadores que de un concesionario una academia de la Guardia Civil que ya presenta unas condiciones un tanto más exigentes.

Entre los principales componentes para una limpieza más natural encontramos el vinagre y el limón, que mezclados con agua o bicarbonato tienen unos excelentes resultados desinfectantes.

El empleo de esponjas de celulosa para limpiar también es una estupenda opción y, además, al poder hervirlas se desinfectan para el siguiente uso.

Técnicas de limpieza respetuosas con el medio ambiente

La elección de los productos tiene mucha incidencia en el impacto generado en el medio ambiente, pero igual de importantes son los comportamientos o técnicas que se emplean para limpiar. Como hemos dicho, la concienciación con el medio ambiente se está apoderando de la sociedad, por ejemplo, podemos encontrar alguna inmobiliaria en Madrid que incluya recomendaciones sobre como limpiar los inmuebles de modo eficaz y respetuoso.

Si se siguen ciertas pautas con el uso de productos de droguería para las tareas de limpieza, se pueden minimizar los daños causados.

Lo primordial es darse cuenta de que no son necesarios mil tipos de productos distintos para realizar las tareas de limpieza. Un solo producto multiusos que sea respetuoso con el medio ambiente es más que suficiente para limpiar distintas superficies o estancias. Además de beneficiar a la naturaleza, también se consigue ahorrar considerablemente.

Tener en cuenta las dosis de los productos de limpieza que se emplean es esencial para no perjudicar el medio natural. Esto es especialmente relevante si estamos ante productos concentrados cuya dosis excesiva puede causar daños muy importantes. Lo mejor es leer detenidamente cada una de las etiquetas de los productos empleados para conocer sus efectos.

Por otro lado, los hábitos de cada persona también tienen mucho impacto en el medio ambiente. Si alguien contribuye a tener orden y limpieza en su lugar de trabajo o residencia, cuando se haga la limpieza, ésta va a ser menos agresiva. Adoptar comportamientos como usar protectores antisalpicaduras o el correcto almacenaje de productos con sus correspondientes etiquetas ayudan a reducir el tiempo dedicado a la limpieza y su impacto.

Como hemos visto, pequeñas acciones pueden conseguir mucho por nuestro medio natural. El consumo responsable y eficiente de productos ecológicos y la adopción de hábitos respetuosos, tendrán su huella en el medio ambiente ¿Te animas?