4 medidas para mejorar la limpieza del aire en tu oficina

Las oficinas suelen ser espacios cerrados que al congregar a cierto número de trabajadores el aire tiende a condensarse y llenarse de bacterias.

Para poder limpiar mejor el aire de tu oficina en este post te explicamos 4 medidas que podrás llevar a cabo fácilmente y te permitirán conseguir grandes resultados.

1.Ventilación

En aquellas oficinas en las que haya ventanas y puertas la mejor manera de mejor la calidad del aire es mediante la realización de una ventilación frecuente.

Debes dejar las ventanas abiertas durante varios minutos antes y después del horario de oficina. En algunas ocasiones también es conveniente dejar las puertas abiertas ya que permiten que se produzcan corrientes de aire muy útiles para la ventilación.

Los perfumes, olores de comidas, cafés o procedentes de la calle pueden causar mucha incomodidad cuando estamos concentrados trabajando. Por eso, si dejamos las ventanas abiertas durante unos minutos también durante los horarios de trabajo estaremos ayudando a la renovación del aire.

2. Limpieza de los sistemas de climatización

Mantener siempre los conductos del aire acondicionado lo más limpios posibles ayuda a evitar la formación de hongos, acumulación de bacterias y gérmenes que son los causantes de enfermedades como las alergias, dolores de cabeza, irritación de ojos y nariz etc.

Además, cuanta más suciedad se acumule en los conductos de aire acondicionado o calefacción más propensos serán a que se estropeen y tengan que ser reparados o sustituidos por otros nuevos.

Por otro lado, la acumulación de grasa junto con la electricidad que se necesita en los sistemas de climatización puede  llegar a provocar incendios.

Existen muchos tipos de limpieza dependiendo de las características de los aires acondicionados o calefacciones que requieren unos materiales y técnicas específicas. Lo más recomendable es contratar los servicios de empresas especializadas con años de experiencia y realizar una auditoría de calidad.

3. Plantas

Además de decorar, las plantas absorben el CO2, liberan oxígeno, reducen la temperatura ambiente y reducen las partículas contaminantes que están en el ambiente.

Tal como demostró la NASA a  principios de los años 90 en un estudio dirigido por el Doctor Bill Wolverton sobre las propiedades de las plantas para limpiar el aire que hay en nuestras oficinas y hogares, las cinco plantas más efectivas son:  el potus, el espatifilo,  la palma de bambú, la lengua de tigre y la ficus robusta.

4.Purificadores

El uso de purificadores de aire permite también su renovación y eliminación de las partículas contaminantes que contiene de manera rápida y sencilla.

Si sigues estas tres medidas que te proponemos comprobarás que el aire de tu oficina mejorará y el humor de tus trabajadores también.